¿Cómo es el cuidado diario de una piel normal?

En el día a día, es importante aplicar una crema hidratante normal que contenga filtro solar, para así evitar el envejecimiento de la piel. Y si tienes pensado maquillarte.

Para la limpieza diaria, es importante el desmaquillar, limpiar, exfoliar, tonificar e hidratar.

Desmaquillar: En el caso de que lleves maquillaje, retirar el maquillaje con leche de limpieza o agua micelar. Es importante retirar muy bien los restos de maquillaje y suciedad. 

-Limpiar: Si quieres una limpieza en profundidad después del desmaquillado, con agua y un jabón neutro específico son los complementos idóneos.

Exfoliar: Una piel normal no necesita una exfoliación tan a menudo, con una vez a la semana es suficiente para la retirada de células muertas. Una exfoliación diaria o agresiva podría dañar la piel y ayuda a estimular el proceso de sequedad.

Tonificar: Un paso importante en la limpieza diaria, es la de tonificar el rostro, por que no solo retira los últimos restos de suciedad, sino que también ayuda a refrescar el rostro y a tonificarlo. Importante utilizar un tónico libre de alcohol.

-Hidratar: Una crema suave y ligera es suficiente para aportar hidratación a un rostro con piel normal.

A veces no es suficiente con cuidar una piel normal por fuera, por lo que es importante también cuidarla desde dentro siguiendo unas pautas.

-Alimentación sana y equilibrada: La alimentación sana es la clave para tener un estado de salud en óptimas condiciones y tener una piel también en condiciones. En tu dieta debe haber variedad de alimentos con un buen equilibrio nutricional. Debes de incluir frutas y verduras, ya que estos aportan anti-oxidantes y minerales.

-Agua: Es muy importante ingerir de 1’5-2 litros (6-8 vasos) diarios de líquidos, entre ellos el agua. Esto incluye también la leche, sopas caseras, zumos naturales y tés, que son otras alternativas igual de saludables que el agua. En verano es muy importante ingerir líquidos para mantener una piel sana, sobre todo en verano, ya que la piel y el organismo sufre y tiende a resecarse y a deshidratarse (pérdida de agua) a través del sudor.

Dormir bien: El hecho necesario de dormir aproximadamente 8 horas no solo ayuda a la prevención de la aparición de arrugas, sino que además es una función biológica en el que nuestro cuerpo ayuda a reparar las células del cuerpo mientras dormimos. Por lo que es importante establecer una rutina del sueño, evitando el cansancio y problemas cutáneos, como la resequedad cutánea y las anti-estéticas ojeras.

  

Piel sensible

Las personas con piel sensible suelen tener los poros más visibles en la zona T (frente, nariz y mentón). Su tono de piel es rosáceo o sonrojado, brillante, y es habitual que tengan pecas, lunares o capilares rotos.

Su rostro suele estar caliente y al tacto puede resultar ligeramente aceitoso, sobre todo en la zona T.

Este tipo de pieles son especialmente sensibles al calor y al sol. Suelen quemarse con facilidad, y cuando esto sucede, su fina piel se estropea notablemente y sus sutiles pecas se convierten más bien en manchas que les pueden llegar a invadir todo el rostro. También son muy sensibles a cualquier tipo de agresión externa: frío intenso, viento o contaminación. Es una piel propensa a sufrir reacciones alérgicas cutáneas. También tienden a las canas prematuras y, si está sufriendo, puede desarrollar eccemas, erupciones, acné o enrojecimiento cutáneo.

 

Piel Normal/Equilibrada

Una piel normal es la que tiene el equilibrio perfecto de grasa y agua, por lo que tiene una buena hidratación. Al tacto es suave y su tono es uniforme y sus poros no son muy visibles y presentan cero imperfecciones aparentes. No presenta esos problemas de tirantez y de descamación (características piel seca) ni exceso de grasa e imperfecciones (características piel grasa). En lo que a cuidado se refiere, con una buena limpieza e hidratación es mas que suficiente.

¿Cómo es el cuidado diario de una piel normal?

En el día a día, es importante aplicar una crema hidratante normal que contenga filtro solar, para así evitar el envejecimiento de la piel. Y si tienes pensado maquillarte.

Para la limpieza diaria, es importante el desmaquillar, limpiar, exfoliar, tonificar e hidratar.

 

RECOMENDACIONES

Contactenos
Necesitas ayuda